Tamaulipeco entrega informe presidencial.

El tamaulipeco Felipe Solis Acero fue en encargado de entregar el Quinto Informe
del presidente Enrique Peña Nieto a la cámara de diputados. Aunque estaba previsto que
la entrega del documento estuviera a cargo del secretario de gobernación Miguel Angel
Osorio Chong, no sucedió así. La caja con el contenido de documentos correspondientes
a la jornada anual del trabajo, gestiones, retos y desafíos de la presidencial mexicana fue
recibida por los legisladores Mauricio Farah y Jorge Ramírez Marín en calidad de
secretario y presidente de la cámara baja. Solis se desempeña como subsecretario de
enlace legislativo y acuerdos políticos de la secretaría de gobernación.
Según la fracción del PRI, la presidencia decidió cambiar de emisario de última
hora. En respuesta a que los legisladores no alcanzaron un acuerdo para integrar la mesa
directiva que recibiría el documento del informe presidencial.
Asimismo filtraron a la prensa nacional la especie de que la falta de acuerdo se
debe a la disputa interna que hay entre el ex presidente panista Felipe Calderón Hinojosa
y Ricardo Anaya dirigente nacional del Partido Acción Nacional. De acuerdo a esa
versión, fue el motivo por el cual no asistió el secretario de gobernación a la entrega
formal del documento.
Si eso sucede en la máxima tribuna del país, donde se privilegian los acuerdos, se
generan las leyes y reglamentos, que dan certidumbre a la vida nacional, que sucederá en
los círculos del poder, que no están a la vista de los mexicanos.
En caso de que fuera real la versión de los priístas. Es lamentable, que los
legisladores cedan a ese tipo de chantajes. Pues más allá de que el informe pudiera tener
contenidos de relevancia o no, es un asunto de formalidad.
Pero sobre todo, porque está en los contenidos de la Constitución Mexicana y se
busca dar cumplimiento al artículo de la carta magna. Y solo por eso, motiva el reclamo
enfado y malestar de los constitucionalistas.
Sobre todo porque la cámara de diputados es una instancia donde se generan las
leyes que rigen la vida de los mexicanos. Y si los propios legisladores son los primeros en
incumplir con decoro, un trámite establecido en la constitución. Qué se puede esperarse
de quienes no tiene una responsabilidad similar.
El problema de este país, es que los acuerdos se dejaron de cumplir. Y lo demás
que acontece en el entorno nacional, pudiera ser resultado de la misma conducta.
Inspirados en la desfachatez de los legisladores.
Quizá por ese motivo, conforme la civilidad cobra relevancia en la vida de los
pueblos y ciudades del país, aumenta la irreverencia hacia el resto de los entes públicos
del Estado mexicano.
Ante todo, cobra fuerza el repudio hacia el sistema partidista, ya que se ha visto
en las últimas décadas que la intransigencia de los institutos políticos, son una de las
inercias que demandan un contrapeso de la civilidad.
En otro orden, ayer el tribunal de juicios orales declaró culpables a dos ex
elementos de la policía estatal acreditable, que fueron vinculados al proceso TJ003/2017,
por la muerte del joven tulteco Cristian Reyna Ortiz. Quien murió a consecuencia de
impactos de bala.
Los ex policías disponen de cinco días para que su defensa presente una
inconformidad, en caso de no estar de acuerdo con lo dictaminado por los tres jueces que
conocen del proceso.
Asimismo, los jueces del tribunal del juicio oral, presentarán en sesión a celebrarse
el próximo lunes, la explicación de la sentencia, así como la reparación del daño. Lo que

no quiere decir que allí concluya el proceso, porque la defensa de los ex agentes tiene
derecho a inconformarse. Que así lo harán, según revelo el defensor.

Video del Día