Tesorería de Reynosa: la bola de nieve que viene

TESORERIA DE REYNOSA: LA BOLA DE NIEVE QUE VIENE

Es un hecho que la Tesorería del Ayuntamiento de Reynosa se encuentra muy lastimada desde la llegada de Ahmed Kadour Rodríguez, actual responsable o irresponsable, como usted lo quiera ver, de las finanzas del municipio. Y o nadie se ha dado cuenta del desorden de Kadour o lo que es peor a nadie le importa.

HIPODROMO-POLITICOY es que el problema no radica sólo en la falta de pago a proveedores, sino que también ahora la tesorería está afectando a los trabajadores municipales.

Y no es para menos. Uno de los grandes escándalos que se ha venido gestando es el que le comento a continuación. Más de 200 trabajadores del área de servicios primarios del Ayuntamiento de Reynosa han solicitado créditos a diversas empresas de la localidad, entre ellas FAMSA y PRESTOREY. Y cada trabajador trae un adeudo de entre 20 y 40 mil pesos con estas empresas.

Y las empresas amarraron estos créditos vía nómina para que los trabajadores pudieran acceder a ellos y las empresas pudieran garantizar la devolución de su dinero. Sin embargo, desde principios del 2015, a cada trabajador se le descuentan de su nómina cantidades que oscilan entre los dos mil y los tres mil quinientos pesos por quincena, por lo que los trabajadores “no pueden, de ninguna manera, dejar de pagar a las empresas de crédito”.

El problema es que la tesorería a cargo de Ahmed Kadour Rodríguez aplica los descuentos a los trabajadores y no entera los pagos a las empresas de crédito, lo que ha obligado a que dichas compañías suban al buró de crédito a los trabajadores a quienes, les han sido aplicados los descuentos, pero por alguna extraña razón los dineros se han quedado en la tesorería municipal y no han llegado a sus legítimos propietarios.

La pregunta que nos obliga a hacer es la siguiente: ¿Y hasta cuando la tesorería de Reynosa va a enterar estos descuentos a las empresas de crédito? Porque en este escenario, quienes salen afectados son los propios trabajadores, y si usted querido lector hace un juego de números, esta situación genera un muy lucrativo negocio al tesorero del Ayuntamiento con dinero que no es de ellos.

Por lo pronto, el enojo de los trabajadores es que la tesorería del Ayuntamiento de Reynosa sólo ha pagado dos meses de los créditos de los trabajadores, lo que equivale a 17.5% de la deuda original, y si a esto usted le suma intereses y moratorios de prácticamente un año y medio de no pagar, ya se imaginará el motivo del enojo de los trabajadores y el por qué las empresas BANCO FAMSA y PRESTOREY han subido a Buro de Crédito a los trabajadores hoy afectados, cuando en realidad ellos si han pagado sus deudas.

Por lo pronto, los trabajadores municipales exigen que el tesorero cumpla y pague, aunque hasta hoy no ha pasado nada. Los regidores, acusan, tampoco no han hecho nada. Y nadie da la cara y nadie en el municipio dice esta boca es mía.

PD. 1. Por cierto, y hablando del Ayuntamiento de Reynosa, la que no dice esta boca es mía es la Regidora Esperanza Gaona Pescador ante las múltiples quejas de los vecinos de diversos sectores de Reynosa, quienes no dan crédito a las lamentables condiciones en que se encuentran las plazas públicas de la Ciudad. Está bien que ya se van, pero no hay que ser…

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @ccortesgarcia

Video del Día