Trump frena la llegada de 4,400 mdd; afectados, nueve estados

Ciudad de México (Excélsior).-  La victoria de Donald Trump le ha costado a México inversiones por al menos cuatro mil 427 millones de dólares.

Desde que el republicano ganó la Casa Blanca compañías cancelaron o congelaron proyectos en México, afectando a San Luis Potosí, Baja California, Chihuahua, Tamaulipas, Durango, Quintana Roo, Coahuila, Jalisco y Nuevo León.

Entre los casos más destacados está San Luis Potosí, donde Ford ya no construirá una planta de mil 600 millones de dólares. En Tamaulipas están paradas inversiones por mil 500 millones y en Baja California empresarios congelaron planes por mil millones de dólares.

Se atora inversión en 9 estados por Trump

Funcionarios estatales y empresarios aseveran que la incertidumbre por renegociar el TLC es una causa.

El arribo de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos ha provocado la cancelación o freno de inversiones por al menos 4 mil 400 millones de dólares en nueve entidades del país.

Desde que Trump fue declarado ganador por los comicios del pasado 8 de noviembre, empresas reconsideraron sus planes de inversión, lo que ha provocado que en San Luis Potosí, Baja California, Chihuahua, Tamaulipas, Durango, Quintana Roo, Coahuila, Jalisco y Nuevo León se hayan cancelado o frenado inversiones.

Los casos más graves son San Luis Potosí, donde en enero pasado la automotriz Ford anunció la cancelación de una planta, donde se tenía previsto invertir mil 600 millones de dólares y crear 2 mil empleos directos y 10 mil indirectos en cinco años.

Otro caso es Tamaulipas, donde el secretario de Desarrollo Económico en el estado, Carlos Talancón Ostos, expresó hace unos días que “con la incertidumbre que tenemos con Trump estamos viendo que hay algunos proyectos que han puesto una pausa”.

Aunque no especificó cuáles son esos proyectos pausados, reveló que se tienen contemplados en ese rubro al menos 22 inversiones que superan más de mil 500 millones de dólares.

Por otra parte, el sector empresarial de Baja California dijo ayer que la renegociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) mantiene paralizada al menos 40% de la inversión estadunidense en la entidad  (alrededor de mil millones de dólares) que tenía planes de expansión para este 2017 en la franja fronteriza.

Se estima que la incertidumbre le pega a un sector que opera mil 79 plantas ensambladoras en Baja California y que genera 352 mil 167 empleos.

Así, mientras el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) Tijuana, Marcello Hinojosa, estima que hay inversiones que están “congeladas”, el regidor Manuel Rodríguez Monárrez precisa que no se concretaron al menos 300 planes de expansión de algunas firmas extranjeras.

“El efecto inmediato va a ser que mucha de la inversión extranjera que estaba programada para instalarse en Tijuana se ha frenado, se puso en suspenso”, dijo el representante industrial, quien agregó que tan sólo en Tijuana el sector maquilador emplea a unas 217 mil 995 personas.

Por su parte, Rodríguez Monárrez indicó que en este 2017 se ha estimado una inversión extranjera de 2 mil 600 millones de dólares.

Por ahora, indican las voces del sector empresarial, la postura del presidente estadunidense en el caso de las inversiones extranjeras que operan en Baja California, donde fracasó su intento por construir las célebres Torres Trump, mantiene en suspenso la llegada de nuevos proyectos.

Ramón Dávila Flores, secretario de Desarrollo Económico de Durango, aseveró que con la llegada del republicano a la Presidencia de Estados Unidos se frenó la llegada de al menos tres empresas de los ramos autopartes, industria textil y aeronáutica, con una pérdida de al menos tres mil empleos y un freno a la inversión de entre 150 millones y 200 millones de dólares.

En Jalisco, la empresa Aisin Seik, una de los principales fabricantes de autopartes para Toyota, dijo al diario The Wall Street Journal que podría cancelar su nueva planta si la automotriz japonesa cede a presiones de Trump, lo que significaría que dejaría de invertir 45 millones de dólares.

Por su parte, Armando Cabada, presidente municipal de Ciudad Juárez, Chihuahua, manifestó que dos empresas maquiladoras pausaron inversiones por 82 millones de dólares ante la incertidumbre que les trajo el arribo de Trump a la Presidencia de Estados Unidos.

En Coahuila se tenía previsto la llegada de inversiones por parte de Fiat Chrysler. Pero hace unos días la empresa informó que las inversiones estarían destinadas a Michigan y Ohio, donde se comenzarían a fabricar vehículos que ahora se fabrican en Saltillo, como la pick up Ram.

José Antonio Murra, director de la empresa Tecmur, dedicada a la fabricación de autopartes en Torreón, aseveró que en enero se dio a la tarea de visitar a sus clientes en Estados Unidos y le dijeron que se mantienen los pedidos, pero las nuevas inversiones están detenidas hasta que se definan los nuevos parámetros que dejará la renegociación del TLCAN.

La empresa de aires acondicionados Carrier informó en noviembre pasado que frenaba la ampliación de su planta en Nuevo León, luego de ser presionada por  Trump.

En Cancún, Quintana Roo, Javier Zubirán Padilla, secretario municipal de Ecología, dijo que la llegada del estadunidense a la Presidencia ha  puesto en suspenso diez proyectos inmobiliarios en el polo turístico.

El titular de la Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo la semana pasada que la IED tendrá  5 mil millones de dólares menos en 2017.

Con información de Héctor González, Aracely Garza, Arturo Salinas, Perla Cardoso, Alma Gudiño y Fátima Vázquez

 

Video del Día