Un año austero y severo estiaje

 

El pronóstico de un año con recurrentes sequías para la región noreste del país, es motivo de preocupación para los principales sectores que mueven la economía regional, ya que las precipitaciones detonan las actividades en las 12 ciudades importantes que tiene Tamaulipas, aún el puerto de Tampico y Ciudad Madero, que no tienen actividad primaria, la región de las huastecas inyecta un dinamismo peculiar a los municipios conurbados de esa zona.

Pero también los nuevos meteoros que influyen a esta entidad, incluidos los no naturales como es el desbordante flujo de migrantes, obligan a los sectores productivos a revisar sus inventarios y a realizar proyecciones a corto plazo.

El retraso de las precipitaciones en esta entidad ha puesto en alerta desde este segundo mes del año a los productores de los principales sectores de la actividad agropecuaria, más a los agricultores que a los ganaderos.

Pero también hay preocupación en los citricultores, porque los rendimientos de los huertos no son los mismos en condiciones de sequias recurrentes, que en los años ordinarios donde las precipitaciones llegan a tiempo, pues no obstante que estos últimos tengan habilitados sistemas de riego, las plantas también sufren de stres por la temperatura extrema.

En el medio pecuario los productores realizaron las primeras movilizaciones de ganado, asimismo iniciaron lo que llaman descargas de hato, con la separación de crías, adelantaron el destete de la becerrada.

Y antes de que los vientres pierdan peso, han sido movilizadas a zonas con mejores condiciones climáticas, como es la zona conocida como Maratines, donde en las últimas semanas se registraron lluvias importantes que favorecerán el desarrollo y la conservación de forraje. Que permitirá el aplazamiento del estiaje.

Los agricultores son quienes enfrentan una de las peores  épocas de baja producción. Ni ellos mismo se explican cómo es  que las cosecha de frijol, maíz y sorgo de temporal se levanten en los meses de enero y febrero. Porque tuvieron resiembras fuer a del ciclo agrícola. Por lo mismo es el segmento del campo más desalentado pero contradictoriamente el de mayor esperanza.

Mientras que algunos productores pecuarios celebraron en el sur de la entidad un congreso de ganado tropical, que no es otro sino el de la raza cebú. Que ha demostrado resistencia en los tiempos adversos de la actividad ganadera y que predomina en la mayoría de las razas de ganado, en el sentido de que como dicen los rancheros tienen un “piquete” de cebuino.

El congreso de referencia tiene relevancia este año, porque ese tipo de ganado puede resultar propio para resistir los efectos del tan anunciado “cambio climático” por la rusticidad.

Hubo una amplia movilización de empresarios de la mayoría de los ramos de la actividad económica. También hubo protestas de algunos regidores del Ayuntamiento de Tampico, porque la presidenta municipal Magdalena Peraza hizo un donativo de 200 mil pesos para la realización del evento pecuario. Al cual asistieron relevantes especialistas provenientes de sudamerica, donde esa raza de ganado tiene una amplia demanda y aceptación.

En la agenda estaba previsto que el gobernador tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca participara en la etapa inaguratoria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Video del Día