Un riñón, el regalo más entrañable en el Día del Padre

(CNN) – Nick Kaczorowski está haciendo que te avergüences de tu regalo del Día del Padre. Le está dando a su padre el regalo de la vida por medio de la donación de un riñón.

Su padre de 55 años, Lance, tiene una enfermedad renal en estado terminal y en noviembre se enteró de que su riñón dejó de funcionar por completo.

Luego de esa noticia, su padre tenía tres opciones si quería sobrevivir: someterse a tratamiento de diálisis tres veces a la semana, esperar a que le hicieran un trasplante de riñón de un cadáver o encontrar un riñón de un donante vivo que fuera compatible.

La familia tenía que tomar una decisión muy importante.

La diálisis no requeriría cirugía, pero a la larga ¿qué tanto ayudaría a su calidad de vida? Tendría que invertir 12 horas de su horario —del cual actualmente dedica 40 horas a su trabajo como ingeniero mecánico en Tucson, Arizona— para depender de una máquina de diálisis que haga el trabajo de sus riñones.

Por otra parte, optar por una donación de riñón podría significar una mejor calidad de vida para él, aunque esperar el riñón de un cadáver podría llevar hasta cinco años.

Esos cinco años de espera también podrían representar cinco años atado a esa máquina de diálisis. La otra alternativa, un donante vivo, parecía ser la mejor opción, pero ¿cómo encontraría un riñón que fuera compatible?

Afortunadamente, Lance Kaczorowski no tuvo que tomar esas decisiones solo. Su hijo de 27 años y sus dos hijas más jóvenes ya habían decidido asumir el reto por su padre.

No es común que los hijos se enfrenten a una realidad en la que la vida de sus padres dependa de ellos. Como Nick lo expresó, ¿cómo no podría al menos intentarlo? “No podía imaginar una vida sin él y, al hacer esto, espero que no tenga que preocuparme por eso en el futuro próximo”, dice Nick.

Nick, un desarrollador de software que vive en Salt Lake City, y su hermana más pequeña, Angela, una enfermera, empezaron a investigar los detalles de la donación de órganos, sabiendo muy bien —y realmente esperando que fuera así— que a la larga ellos podían compartir uno de sus riñones con su papá.

Al principio su padre y su madre, Kathy, se rehusaron a dejar que uno de sus hijos se sometiera a cirugía, pero pronto pudieron comprender el amor que los motivaba.

“Mi reacción inicial fue: ‘No, él es mi pequeño hijo. No, no lo abran”, le dijo su madre a KVOA, afiliada de CNN. Pero, al mismo tiempo, no quería perder a mi esposo. Él ha sido mi mejor amigo durante 28 años”.

Como hijo biológico, él ya tiene un 50% de coincidencia del ADN de su padre. El compartir el mismo tipo de sangre les permitía obtener la autorización que necesitaban para seguir con meses de más pruebas, las cuales posteriormente demostraron que su riñón era compatible para hacer el trasplante.

“Además, soy hombre, así que nunca quedaré embarazado”, bromeó. “Donar un riñón podría representar algunos factores de riesgo asociados con el embarazo y tener hijos más adelante, aunque nada grave”.

Dado que los riñones de los hombres tienden a ser físicamente más grandes, el sexo y la genética definitivamente jugaron a su favor por tener parentesco de “primero grado”.

Sus hermanas estaban felizmente esperando en la fila, a pesar de que era probable que el resultado de la prueba indicara que su hermano no era compatible. Ellos incluso habían considerado un programa de intercambio de órganos, en caso de que encontraran un riñón compatible a pesar de tener grupos sanguíneos incompatibles.

Básicamente, ofrecerían sus riñones compatibles a otro paciente cuyos seres queridos también fueran incompatibles, a cambio sus seres queridos que fueran compatibles le donarían un riñón a Lance.

‘Siempre hemos sido muy unidos’

“Mis dos hermanas menores son unas de mis mejores amigas y mi papá es la persona en la que más confío para pedirle consejo. Seguimos siendo realmente muy unidos, aunque todos estamos dispersos”, dijo él.

Luego de salir de los inevitables incómodos años adolescentes, Nick empezó a ver a su padre de forma diferente a través de sus propios ojos de adulto. Cada vez más, él se dio cuenta de que quería tenerlo por más tiempo de lo que su actual riñón le permitiría.

Ya parecidos en muchos sentidos, existe un vínculo que va desde seguir los mismos pasos hasta compartir riñones idénticos. “A veces tienes que aceptar un regalo de otra persona para recibir las bendiciones de ese obsequio. Después de años de darles todo a tus hijos, a veces ellos tienen la oportunidad de devolvértelo”, le dijo su padre a KVOA.

El procedimiento

“Mientras que pueda mantenerme saludable —evitando la presión arterial alta y la diabetes— no debería tener ningún tipo de complicación con el riñón que me queda”, dijo.

Sus padres aún están muy preocupados por la recuperación de su hijo. “No es tan fácil como él lo hace parecer. Según he leído, de hecho es más complicado para el donante de riñón”, le dijo su padre a KVOA.

Cuando se trata de riñones, su padre necesita uno bastante grande, con una altura de 1,92 metros, necesita un riñón que sea lo suficientemente grande como para poder desempeñar la función de dos.

Nick está ofreciendo su riñón más grande para que su padre pueda obtener toda la función renal que sea posible. “Básicamente un riñón es solo un filtro; así que, mientras más grande es el filtro, puede funcionar de forma más eficiente”, dijo Nick.

Como donante, la operación de Nick consistirá en extraer el riñón de los principales vasos sanguíneos. Después de todo, Lance terminará con tres riñones. Actualmente, él tiene menos del 10% de función renal.

“La idea es que la sangre se filtre a través de lo que queda de sus dos riñones actuales, para que filtren lo que sea posible. Luego, pasa por el tercero —el que yo le doné— para que haga el filtrado final, el cual de hecho hará el trabajo”, dijo Nick.

La operación de ambos está programada para el 23 de junio en la Clínica Mayo en Scottsdale, Arizona, temprano en la mañana, dos días después del Día del Padre.

En cuanto a la recuperación, el donante estará en reposo absoluto en Tucson durante dos semanas, mientras que su padre permanecerá en el hospital para estar unos días bajo observación y hacerle pruebas.

La familia Kaczorowski también ha creado la página GoFundMe para ayudar a compensar los gastos del procedimiento que no están cubiertos por el seguro.

Nick dijo que no está seguro qué recibirá su padre para la Navidad, pero una cosa es segura: será difícil superar el regalo del Día del Padre.