Venció dos veces al cáncer pero murió en el tiroteo de Orlando

(Excelsior) Brenda Lee Marquez McCool había derrotado a la muerte en dos ocasiones, pero su fortuna terminó este domingo cuando el pistolero Omar Mateen le quitó la vida en el ataque armado contra un club gayde Orlando.

Marquez McCool, de 49 años, era una sobreviviente de cáncer por partida doble: primero venció uno de mama y luego, contra todo pronóstico, superó otro de hueso.

Su fortaleza física se desmoronó a balazos.

Madre soltera de 11 hijos, esta mujer era una de las más de 300 personas que la noche del pasado sábado decidió divertirse en la discoteca Pulse, que horas después se convertiría en el escenario de la peor matanza por un tiroteo masivo en la historia de Estados Unidos.

Ella era divertida y encantadora, y bailaba como un torbellino cuando escuchaba salsa o cualquier cosa que estuviera sonando”, asegura Wilson Cruz, un amigo cercano.

No puedo creer que se haya ido”, agregó.

Poco antes de la masacre, Marquez McCool había compartido en su perfil de Facebook un breve video en el que presumía el ambiente que había en el club nocturno.

Aquella noche salió acompañada de uno de sus hijos, que sobrevivió al ataque.

Ella sólo salió de casa y se despidió de sus hijos”, cuenta uno de ellos, Farrell Marshall, quien ha lanzado una campaña de recaudación de fondos por internet para ayudarlos a solventar los gastos funerarios.

Marquez McCool cayó muerta de dos tiros a manos de Mateen, quien asesinó a otras 48 personas más antes de caer abatido por un equipo SWAT.

Una llamada de la policía informó a la familia que esta sobreviviente de cáncer no tuvo una tercera oportunidad.

Video del Día