Vienen con todo…


Algunos delegados de dependencias federales en Tamaulipas fueron llamados a la Ciudad de México casi con carácter de urgente, desde el jueves empezaron a arribar a la ciudad de los palacios y regresarían este domingo, después de cumplir con “su partido”. 

La agenda incluyó una reunión con el candidato del PRI, José Antonio Meade, luego que les leyeran la cartilla y, sobre cualquier cosa, los pusieron a afinar un programa de acción electoral, serán los operadores políticos del tricolor, quienes se coordinen con el Diputado federal, Edgardo Melhem, en las tareas de bajar apoyos a probables votantes que les sean afines, que les servirán en la promoción o a quienes quieran convencer. 

Por supuesto que la acción hubiera sido buena hace un par de años pero inútil a estas alturas de la contienda porque si quieren que rinda frutos este 1 de julio ya es demasiado tarde, por una sencilla razón, la mayoría de los delegados durante los últimos cinco años han sido un cero a la izquierda para la sociedad y también al gobierno federal lo han dejado hundirse, nadie se atrevió a meter las manos por el Presidente Enrique Peña Nieto y eso les costará miles de votos. 

Me explico, los delegados federales en Tamaulipas se han dedicado a rezar para su santo, desde la comodidad de sus escritorios trabajaron para apoyar a los muy cercanos, a sus amigos, a organizaciones que les eran afines y no precisamente por filiación ideológica o partidista sino familiar o de querencias distintas y al resto de los sectores los abandonaron, en síntesis, ellos, los delegados, contribuyen a la imagen que hoy tienen los tamaulipecos del PRI y del gobierno federal, también la de su presidente Enrique Peña Nieto. 

El saqueo o el olvidar trabajar para su jefe lo han hecho sistemáticamente durante los cinco años que han estado en esos puestos, o por lo menos eso se percibe y será la verdad del pueblo a la hora de emitir el sufragio. 

Todavía hay una duda más, ¿cómo puede apoyar al PRI o a José Antonio Meade la Sagarpa que le debe miles de millones a los productores tamaulipecos y que durante los últimos cinco años casi los mantuvo en subsistencia?, ese es un ejemplo más claro de lo que le hablo y la realidad es que casi todas las delegaciones andan en el mismo tenor, han realizado una chamba de mediocre a muy mala, peor el asunto, las que han tenido medianamente éxito no fueron capaces de cacarear el huevo, menos de colocarle la medalla a su jefe o a su partido. 

Vaya, no es casual que la imagen del presidente de la República, en Tamaulipas, este por los suelos, que menos de tres personas de cada 10 crean que Peña Nieto ha hecho un trabajo que vaya de regular a bueno. 

Ahora, si todos los anteriores argumentos no son suficientes, pues agréguele que el daño está hecho, que en este momento es muy tarde para empezar a bajar recursos sin levantar sospechas en un electorado que solo busca culpables, quien se la pague, hacer justicia. 

¿Servirá de algo juntar a los delegados que no pasan de ser funcionarios grises y sospechosos de malos manejos con el PRI?, desde luego que si, será muy útil para que el ciudadano vea otras opciones, para que note que es real el pleito con Ricardo Anaya del PAN o para que de plano se decida a favor de Morena, pero es un hecho que no podrán llevarle votos a favor de su candidato. 

Y aún hay más, hace apenas unos meses el Diputado federal y ahora coordinador de la campaña de Meade en Tamaulipas, Edgardo Melhem, fingía que apoyaba las manifestaciones de los productores de San Fernando en contra de la Sagarpa por la falta de pagos, la pregunta es, ¿cómo podrá justificar que todo su presunto sentir haya cambiado de la noche a la mañana? 

La estrategia del PRI, si es real como la contaron en el sentido de que estará basada en un trabajo de las delegaciones federales cerrando filas y bajando recursos en torno a su candidato, desde hoy puede usted condenarla al fracaso, es decir, con las acciones que dicen van a realizan serán más altas las posibilidades de que se cumpla el vaticinio de que apenas alcanzaran los 9 o 10 puntos porcentuales a que triunfen en la elección del 1 de julio y eso lo van a lograr en Tamaulipas, en una Entidad que hasta hace poco le era muy fiel al tricolor, quien sabe cómo les irá a ir en otros Estados. 

Claro que tiene razón, los tricolores, o mejor dicho los delegados federales, vienen con todo pero para desgracia de ellos comenzarán de última hora, hasta hoy que les han jalado las orejas, hasta hoy que poco pueden hacer para cambiar el sentir del ciudadano, en casos peores, hasta hoy que les mostraron que es real que se pueden quedar sin presupuestos de donde vivir casi a cuerpo de reyes, exacto, los va a motivar el miedo a quedarse fuera de la comodidad en la que hoy viven y con ellos arrastrar a todos sus amigos y familiares beneficiados, o eso dicen. 

@CENADeNegros1 le agradecerá un Me Gusta en su fanpage de facebook y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente, además le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com