Y sigue la mata…

La actuación del presidente del Tribunal Electoral del Estado de Tamaulipas RENÉ OSIRIS SÁNCHEZ RIVAS fue puesta en tela de duda. Lo que pudo haber dicho, expresado u opinado de aquel caso sonado del Secretario Ejecutivo del Instituto Electoral de Tamaulipas, ya está en manos del Comité Ejecutivo Nacional del PRI. Incluso, no está descartado que se lleve a tribuna en la Cámara de diputados federales o bien, en el Senado de la República, que es donde al final de cuentas se le eligió primero como magistrado y después como presidente del Tribunal Electoral. Es entonces ENRIQUE OCHOA REZA, presidente del CEN del PRI, quien decidirá qué paso seguir. Ojala y no tarde, para que de esa forma, las cosas se normalicen en el escenario político electoral, derivado de la serie de escándalos que se han creado por el nombramiento de Secretario Ejecutivo, Consejeros del Ietam, por la actuación del magistrado OSIRIS SANCHEZ y ahora, lo más reciente, con los y las consejeras municipales de por lo menos 13 municipios de la entidad. Todo lo anterior, refuerza la hipótesis de que los organismos electores, sin excepción, deben ser objeto de una buena sacudida una vez que termine el Proceso Electoral Ordinario 2017-2018. De otra forma, no solo la credibilidad se iría a un cesto de basura, sino también los principios rectores de la democracia, los que se han pisoteado en más de una ocasión por quienes precisamente están al frente de ellos. De hecho, el presidente del PRI estatal SERGIO GUAJARDO MALDONADO se conformaría con una simple llamada de atención, sea por el Senado o cualquier otra instancia hacia el magistrado OSIRIS SÁNCHEZ RIVAS, por aquella declaración desafortunada, que dio origen a la polémica que lejos de tener una conclusión, va para largo. Para el líder del PRI no se llegó al grado de pedir la destitución, pero sabe que dependiendo del peso de la observación que se hizo llegar a las instancias nacionales del Partido, puede tomarse una decisión en ese sentido o, como lo demanda, una simple llamada de atención al magistrado. GUAJARDO MALDONADO está consciente de que el tema no termina ahí, dado que con el paso del desarrollo de la elección, habrá de hacer llegar recursos de apelación ante el Tribunal y de ahí se desprenderá el comportamiento como el sentido de las resoluciones. Por eso consideró pertinente hacer llegar esa observación, de la actuación de magistrado OSIRIS para que por lo menos sienta un precedente de lo que ha estado haciendo, cuando en todo caso debería mantenerse al margen o abstenerse de emitir juicios anticipados. Y es que, pareciera que al magistrado lo novatearon, quizá porque adolece de alguien que lo asesore en materia de comunicación. de otra forma, no se hubiera subido al ring y como en la corrida de toros, todo lo vería detrás de la barrera. En fin.

alfredoguevara0@gmail.com

Video del Día