Reporte Directo

Carta de presentación

5 noviembre, 2019 - Columnas

Todo cambio es para mejorar. Es el dicho que impera en todos los ámbitos y del que, en la mayoría de las ocasiones, se ha concedido la razón. La salida de ESTELA CHAVIRA MARTÍNEZ como Secretaria del Trabajo ya se veía venir, si se toma en cuenta que los compromisos políticos no son eternos. Por ello, desde meses atrás se supo que la oriunda de Nuevo Laredo, tenía los días contados en esa dependencia. Finalmente llegó a la misma MIGUEL ANGEL VILLARREAL ONGAY, quien este lunes acudió todavía a la Secretaría de Administración para cumplir con el proceso normal de entrega recepción. Por la tarde fue al revés, de la Secretaría del Trabajo le rindieron cuentas. Por espacio de más de una hora, ONGAY se enteró del organigrama que tiene la Secretaría del Trabajo, del informe que le presentaron los dos subsecretarios, de bienes inmuebles de la dependencia e incluso, de los edificios que se arrendan como los que son propiedad del Gobierno del Estado y son ocupados por personal de la dependencia. ONGAY pidió el currículo de cada uno de los titulares en la Secretaría del Trabajo. Desde Jefes de departamento hacia arriba. Por supuesto que MIGUEL trae a su equipo de colaboradores y por tanto, les dará acomodo en su nuevo encargo. De igual forma, no está descartada ni suena descabellado un posible ajuste de personal, porque la política de VILLARREAL ONGAY es, ha sido y será austera. Desafortunadamente, en el camino, la reestructuración de esta dependencia alcanzó a gente que prácticamente le estaba sacando el trabajo a la ex Secretaria ESTELA CHAVIRA. De hecho, más de uno se pregunta qué motivos originó la salida de ENRIQUE SALINAS GARZA  de la subsecretaría de Trabajo y Previsión Social, cuando era uno de los más productivos en esa dependencia. Incluso, había trabajado muy coordinado con ALEXANDRO PERALES HUERTA titular del Servicio Nacional del Empleo. ENRIQUE había tenido un especial desempeño en la implementación de programas que le permitieron al Gobierno del Estado cumplir metas. Es quien impulsó, entre otras cosas, el programa de capacitación para operadores de transporte de carga, que ya se abrió en Nuevo Laredo y estaba próxima a la apertura en Reynosa. En Laredo ya se disponía de una unidad, en la que los aspirantes podían capacitarse e incluso, un simulador, para que de esa forma, las empresas que tienen más del 40 por ciento de sus unidades de transporte paradas, contaran con personal para su manejo. Dio la pauta para la implementación del programa para jornadas de medio tiempo en coordinación con la Secretaría de Educación de Tamaulipas, de donde se supo, había por lo menos cinco mil interesados y de los cuales, casi 600 ya estaban laborando bajo esa figura, en espera de que se sumaran más empresas ofreciendo sus vacantes de esta naturaleza. A ENRIQUE SALINAS GARZA se le veía entusiasmo, deseos de hacer bien las cosas, de dar los resultados que estaba aportando en cada uno de los programas. Otro ejemplo, la realización de las ferias de empleo, en las que coordinadamente con PERALES HUERTA, permitieron la colocación de un 40 por ciento de los solicitantes, de manera inicial, y en espera de que el porcentaje aumente en un periodo de 90 días. Este lunes nos lo encontramos, antes de que acudiera a rendir un informe de actividades  al nuevo Secretario del Trabajo MIGUEL VILLARREAL. No reflejaba coraje, ni malestar, aunque posiblemente si un grado de tristeza, porque ante todo, lo que hacía como subsecretario de Trabajo y Previsión Social, era con gusto, con pasión y deseos de aportar al proyecto del Gobernador FRANCISCO GARCIA CABEZA DE VACA. Sin embargo, sabe que los ciclos inician y terminan. Ahora le correspondió cerrar uno en la Secretaría del Trabajo. Antes lo hizo en Bienestar Social. No obstante, su carta de presentación ahí está. El resultado de su trabajo también. Leal e institucional, como ha sido hasta ahora con el Gobernador GARCIA CABEZA DE VACA, habrá que decir que SALINAS GARZA estará a la espera de nuevas encomiendas, ya sea dentro o fuera de la administración estatal. En fin.

alfredoguevara0@gmail.com