Reporte Directo

Cedes o no cedes

26 marzo, 2017 - Columnas, Mi Mundo

 

 

 

Con todas las situaciones que se han presentado en el mundo, México, Tamaulipas y la ciudad, por cuestiones de violencia, creo que hace falta retomar los valores y la buenas costumbres que nos generen paz, desde hace años esta necesidad se ha hecho presente cada vez más, pero en los últimos días han sucedido tantos eventos que deben de abrirnos los ojos.

Abrirnos los ojos para comenzar a pensar en que debemos de hacer como personas y los padres en cómo es que deben criar a sus hijos para que forjen su carácter y se conviertan en la mejor versión de ellos mismos.

En  pleno siglo 21, con  tanta tecnología, se ha venido a distorsionar la idea que se tiene sobre  algunos temas, pero siempre he pensado que si tenemos buenos cimientos de familia, nuestras ideas no van a cambiar por un video que hayamos visto en youtube o en Facebook.

Creo que si es de suma importancia que la gente despierte, que se den cuenta que hace falta volver un poco a las prácticas de antes en el sentido de la educación para los hijos, porque si bien es cierto, ahora si en la escuela los maestros se ponen duros o más estrictos, de inmediato salen videos en redes sociales donde se les acusa de bullying.

No estoy diciendo que no hay que tener cuidado con algo tan serio como la violencia, pero si creo que es de suma importancia que aprendan los padres a reconocer cuando hay que poner mano dura como dicen, para evitar que los hijos e hijas nos chiflemos.

Los valores desde hace un buen tiempo, han ido cambiando o simplemente ya no son tan comunes, esto es por diversas cuestiones, factores que influyen en esta situación, pero creo que es una medida urgente que regresen.

Que vuelvan las buenas prácticas y las bonitas costumbres de ser una buena persona, para así poder estar en paz, porque tan solo pónganse a analizar cómo está la situación en todo el mundo.

Así como la situación de los penales que se presentó esta semana en el Centro de Ejecución y Sanciones que acaba de pasar, pueden ocurrir un sinfín de tragedias que se pueden evitar si se educa desde pequeño a los niños y niñas a ser buenas personas.

El amor también influye en la forma de ser de alguien, puesto que si jamás les hace falta y tienen la atención necesaria, así es como se puede lograr que cuando estén muy chicos o en proceso de crecer, se vayan por el buen camino.

Las amistades no se eligen y estas son quienes a veces nos orillan a tomar decisiones o a cambiar un poco nuestra forma de pensar, como padres lo único que deben hacer es estar enterados de quienes son los amigos de sus hijos, pero las prohibiciones de amistad no siempre son lo mejor, puesto que como dicen, lo prohibido es lo que más se quiere hacer.

Para tener buenos hijos, no hace falta ser santos o tener las mejores calificaciones, sino si contar con las experiencias de la vida para trasmitirlas a quienes apenas vamos iniciando en este camino.

Por lo que les hago la invitación a que traten de tener siempre confianza y comunicación con sus hijos para que siempre les cuenten sus dudas, para que lo que les moleste se los puedan comentar sin enojarse en mal plan, así como no se olviden de darle todos los buenos valores, para que los tomen y los pongan en práctica… brissa.hernandezhotmail.com