Reporte Directo

El aumento se justifica

24 noviembre, 2022 - Columnas

La Capital del Estado está a punto de obtener mayor caudal de agua, a través de la perforación de dos pozos ultra profundos; uno de ellos atrás del polyforum y uno más a escasos seis kilómetros de esta Ciudad.

La perforación está amarrada con una empresa de Ucrania,  la que asumió el compromiso de que, si no encuentra ni una gota de agua, simplemente no se le paga.

Sin embargo, es una de las pocas, sino es que la única, que cuenta con una tecnología que vía satelital, encuentra los mantos de agua, que pueden ser extraídos a través de la perforación de pozos, a una profundidad incluso, de 300 hasta mil metros bajo tierra.

El anuncio lo hizo el gobernador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, preocupado por las condiciones que imperan por la falta de agua para Victoria, avalado por el encargado del despacho en la CEAT RAÚL QUIROGA ÁLVAREZ y confirmado por el gerente de la Comapa ELISEO GARCÍA LEAL.

Es un hecho entonces, que Ciudad Victoria dispondrá de nuevos caudales de agua, garantizando el abasto por espacio de algunos años más.

Quizá por ello, el Consejo de Administración de la Comapa, mismo que preside el alcalde EDUARDO GATTÁS BÁEZ, plantea un ligero incremento a las tarifas de agua potable para el 2023.

El incremento, de escasos pesos, se justifica para la Capital del Estado, tomándose en cuenta que, si la Comapa no dispone de recursos, tampoco se tendrá dinero para mejorar la infraestructura añeja que se tiene en la Ciudad.

Por consecuencia, habría agua, pero mucha de ella se desperdiciaría por el estado en que se encuentra una parte de la tubería.

Es obvio que a nadie le gusta pagar, pero tratándose de todo lo que implica llevar el agua desde la presa hasta la toma domiciliaria, insistimos, es justificable.

No se entiende, porque el posible aumento a las tarifas genera inconformidad, cuando mucha gente paga más por la compra de saldo para el celular, tiene servicio de cable en su casa, fuma o toma y ahí si no llora ni se inconforma.

Sin embargo, cuando no tiene agua en su casa para el uso del sanitario, bañarse u otros usos, son los primeros en dar el grito.

Pocos saben cuánto cuesta traer el agua de la presa Vicente Guerrero a las casas particulares en Victoria y en el peor de los casos, ni valora el esfuerzo de la Comapa, del Gobierno del Estado y quienes trabajan para ello.

Por ello, el incremento a las tarifas de agua potable debe aplicarse a partir de enero de 2023.

El aumento se justifica, además de que se requiere y mucho para mejorar la infraestructura, cambiar tubería, equipos pero sobre todo, reparar las fugas.

De poco o nada valdrá tener mayor cantidad de agua, si casi la mitad de ella se fuga o desperdicia por las condiciones actuales de una parte de la tubería.

Que se aplique el aumento a las tarifas de agua potable, toda vez que, al final de cuentas, a la gente nunca la tienen contenta y nunca valora todo lo que implica traerla hasta la toma domiciliaria. En fin.

alfredoguevara0@gmail.com