Reporte Directo

En noviembre relevo en rectoría

13 junio, 2017 - Campanario, Columnas

 

Uno de los cuestionamientos que se desprenden del activismo del alcalde priísta Oscar Almaraz Smer al igual que otros ediles como Jesús de la Garza Díaz del Guante de Matamoros, parecen a la vez invocar una nueva pregunta, serán estos los prototipos o agentes del cambio que el PRI requiere en su etapa de oposición en Tamaulipas, para las épocas venideras. O son un solo una quimera para los ciudadanos y las aspiraciones de ese partido?.

En el último cuarto de siglo los ediles victorenses y matamorenses han sido todo pero no han superado el rasero impuestos por el común de los alcaldes que los han precedido. Con todo que algunos organizaron eventos similares a los concursos de miss universo, no lograron fijar su perfil en los ciudadanos de esta dos urbes tamaulipecas.

Es de entenderse que ambos ediles están en plena competencia con un partido contrario a su instituto político, pero también sorprenden a sus gobernados, con su dinámica de trabajo, de servicio y de incursión en las necesidades y demandas de los habitantes de sus respectivas ciudades.

De acuerdo a los antecedentes de otros tiempos la lógica indica que la dinámica y la iniciativa de estos responde a otras motivaciones, como podría ser una diputación local o federal. La segunda opción no se descarta porque ambos no han sido diputados federales, si en cambio ocuparon una curul en el Congreso Local.

Pudiera ser que en este sentido las pretensiones de cada uno no sean las mismas, sobre todo porque lo que se ve no se juzga. Ya que mientras en la heroica Matamoros ya se empieza a mover uno de prospectos panistas y no se ven por ningún lado los priístas. Y en la capital Almaraz Smer pareciera que será el candidato natural a la reelección, porque también los panistas se mantienen rezagados.

Si de partidos se trata, Acción Nacional pareciera que ha tomado la delantera en promoción y organización de la estructura partidista y en los municipios donde no existía se está creando. En tanto que el PRI sufre de una parálisis que le impide avanzar en la designación del dirigente sustituto que podría sacar la casta hacia el proceso del 2018.

Francisco Elizondo Salazar dirigente estatal de Acción Nacional ya dio muestras de que su trabajo de este año se enfoco a validar las acciones y el capital de los presidentes municipales de su partido en funciones rumbo a la elección del año siguiente. En tanto que Aida Zulema Flores Peña no tiene el control de los municipios gobernados por su partido e PRI y parece un mal endémico de ese instituto.

Uno de sus paisanos que ya dirigió el tricolor ha dado muestras de que pudiera ser electo como dirigente de ese partido, como es Oscar Luebbert Gutiérrez. Habrá que ver si le alcanza, sobre todo porque no son relevantes sus aspiraciones en este momento del partido y en este contexto estatal. Pero también no hay que descartar ninguna posibilidad, porque es un priísta de principios y con experiencia.

Donde también se esperan cambios anunciados es en la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Los pronósticos indican que para el mes de noviembre de este año se estaría dando el relevo del rector Enrique Etienne Pérez Del Río, que han realizaron una tarea excepcional en los renglones de la academia, la investigación y la vinculación de los universitarios con la empresa y los sectores productivos de la entidad.

Los enterados aseguran que será un cambio terso sin ingredientes extraños. Y por lo mismo nuevo rector tiene un perfil eminentemente académico, de acuerdo a los tiempos actuales, en los que los estudiantes aspiran a escudriñar las entrañas del saber.

Todo está listo en la Ciudad de Tula Tamaulipas, para la sesión solemne que los legisladores de la 63 legislatura celebraran en el Pueblo Mágico, se espera que en ese marco sea aprobada la ley de cambio climático promovida por el ejecutivo estatal y cabildeada el diputado Carlos García González y por lo mismo asistirán personalidades e investigadores del medio ambiente.

La sesión de los legisladores dará solemnidad a la celebración de los 400 años de la fundación de Tula, una ciudad que invoca y se asemeja a las ciudades del centro del país, pero además ha sido  cuna de hechos relevantes, vinculados a  la lucha revolucionaria, a los personajes de esa época. Como fue el  ex presidente Porfirio Díaz.

De ahí la importancia que los poderes del Estado le den a tan conmemorable fecha, pues se trata de una de las ciudades que conserva la fragancia de la república y la expresión revolucionaria. Pero más allá también es la manifestación de una región pujante, trabajadora y honesta. Donde cohabita una de las tribus que hasta hace años disputaba territorio a Nuevo León, San Luis Potosí y Tamaulipas. Basado en un tÍtulo Vireinal.