Reporte Directo

Frente amplio…

21 mayo, 2017 - Cena de Negros, Columnas

Nada existe en el mundo de la política que no pueda juntar la ambición de poder y presupuestos, alianzas tan disímbolas todavía son más factibles cuando los actores se ven en desventaja, perdidos, lejanos a la posibilidad de obtener un triunfo en las urnas por si solos.

Alejandra Barrales, Presidenta del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, Ricardo Anaya, Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, se reunieron el sábado, ofrecieron una conferencia de prensa para anunciar que en el Estado de México irá cada quien con su candidato, o candidata en el caso del PAN, pero que para el 2018 se está haciendo un llamado a un frente amplio opositor que derrote al PRI, en pocas palabras, lo que parecía agua y aceite es posible que lo veamos junto en la elección para la presidencia de la República del año que viene.

Obvio que el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, salió de inmediato a decir que esas alianzas solo significan que se sienten perdidos, que le tienen miedo al tricolor y otras barbaridades que solo pueden salir de la boca de un farsante como él.

Para ser sinceros el PRI, en este momento, no tiene la mínima posibilidad de retener la presidencia de la República, la gente está harta del gobierno de Enrique Peña Nieto y lo que nos hace padecer de inseguridad, violencia, pobreza, la poca calidad de los sistemas de salud y educación, todo eso augura que el tricolor batallará, incluso, para ser la tercera fuerza política a nivel nacional.

¿Quién puede ganar la Presidencia de la República abanderando al PRI?, acertó, en este momento nadie, el mejor posicionado es Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, y eso de decirle mejor posicionado tómelo como si fuera sarcasmo, hasta hoy ninguna encuesta le da más de un 15 por ciento en las preferencias electorales, es decir, no obtendría ni la mitad de los votos de Andrés Manuel López Obrador y sería rebasado por el candidato o candidata del PAN así fuera Margarita Zavala a quien ya casi tumba de la contienda interna la borrachera política permanente de su marido Felipe Calderón.

No es todo, el candidato del PRI es el que mayor voto negativo refleja, es un personaje que tiene molesto a todo el país y por el que nunca votaría el 60 por ciento de los ciudadanos.

Entonces, lo mejor que puede hacer Ochoa Reza, el dirigente nacional del PRI, es proponer sumarse a dicho frente amplio opositor y entre todos echarle montón a López Obrador, esa, para que vea, si sería una posibilidad de tumbar a Andrés Manuel.

Obvio que se vale una alianza de ese tipo, si los partidos políticos quieren y negocian lo que más les convenga pero nunca se va a dar, no existe un liderazgo capaz de hacer que jalen juntos estos tres poderes y así ganar una elección.

Porque además en algunos Estados se volvería aburrida la contienda del año que viene y en otros no existe forma de juntarse, como en Tamaulipas donde no se le puede pedir a tricolores que se olviden de agravios azules ni viceversa.

Entonces, lo mejor que pueden hacer los partidos políticos es prepararse por su parte y en serio, buscar liderazgos que los puedan representar en las urnas, hacer todo lo necesario para que llegado el momento de elegir candidatos tengan todo planchadito y con personajes que sean reales.

En eso están en Tamaulipas, desde luego, no se puede pasar por alto que el PAN este domingo eligió a 100 consejeros estatales, que la asamblea la presidió el propio gobernador Francisco García Cabeza de Vaca y que les hizo un llamado a confiar en su gobierno, les prometió que se iban a sentir orgullosos del mismo y que se convertiría en el mejor activo electoralmente hablando y que ganarían en el 2018.

La tarea del PAN no es nada sencilla, tiene que convencer a los ciudadanos que el cambio se está gestando y apunta a ganar la tranquilidad, paz y desarrollo para nuestra gente, en esa tarea no tienen que dejar solo al gobernador porque es obvio que las cosas no podrán cambiar de la noche a la mañana y la gente se puede desesperar, en pocas palabras, ya tienen que andar en la calle, obligar a sus alcaldes y diputados a ser menos flojos, regresar a la calle, dar la cara.

En el PRI también están trabajando en ese aspecto pero es indudable que más desordenados, sin liderazgos que puedan conjuntar fuerzas y con muchas ambiciones personales que se sobreponen a las del partido pero si entienden que no existe otra forma de recuperar presupuestos y poder que uniéndose pueden salir bien librados, recuperar algunos espacios o por lo menos no caer más, no hacer el ridículo de ser la tercera fuerza política en el Estado.

Por lo pronto es un hecho que hasta hoy solo la unidad del PRI, PAN, PRD y otros partidos como el Verde y el PANAL, podrían tumbar a Andrés Manuel López Obrador hablando a nivel nacional, lo de Barrales y Anaya, el reunirse para anunciar la posibilidad de un frente amplio es un buen principio para ellos, el problema, el grave problema, es que el PRI no podría entrarle en esas condiciones y todavía existe un obstáculo más grande, el ciudadano, quien sabe qué pensaría de una unión partidista de ese tipo.

@CENADeNegros1  le agradecerá un Me Gusta en su fanpage de facebook y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente además le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande…marcovazquez20001@hotmail.com