Reporte Directo

Investigan a magnolias y magnolios

1 febrero, 2017 - Campanario, Columnas

 

La secretaria de educación hizo público el manual de requerimientos técnicos, administrativos y operativos del servicio de alimentación en las escuelas de tiempo completo que hay en Tamaulipas, podría causar extrañeza qué hasta ahora después de casi cuatro años que se puso en marcha el referido programa en algunos planteles de educación básica de esta entidad, sobre todo escuelas de educación primaria y secundaria.

Lo que invoca que el gobierno de los vientos de cambio detecto severas irregularidades en algunas escuelas que se rigen por la normatividad de tiempo completo, que perciben recursos que no aplican, pero además donde hay severas irregularidades. Ya que en la mayoría de los planteles los directivos aprovecharon el programa para incrementar las cuotas y las aportaciones a los padres de familia.

Asimismo hay porcentajes importantes de recursos que los directivos y personal docente no han ejercido en las escuelas de referencia. He ahí los motivos por los que la secretaría de educación no deja de aplicar auditorias a las escuelas inscritas dentro del programa de escuelas de tiempo completo y de otros programas.

Por lo mismo, se espera que este mismo año un nutrido grupo de directivos de escuelas primaria y secundarias opten por el retiro voluntario, debido a las investigaciones que la secretaría de educación práctica, en prestigiadas escuelas de la zona centro de Ciudad Victoria, y otras urbes importantes de la entidad, donde los cacicazgos del magisterio están vigentes y se mantienen a la caza de las cuotas escolares y los recursos que bajan de programas educativo como el denominado escuelas al cien.

Se trata de directivos chapeados al estilo priísta, por lo mismo no es necesario pedir mayores referencias. Algunas por no decir que la mayoría de estas directivas y directivos eran parte de las malogradas magnolias y magnolios que apoyaron al priísta derrotado el 5 de junio del año anterior.

En la mayoría de estos planteles educativo donde los directivos se rehusaron a jubilarse, es donde la secretaría de educación audita los estados financieros ya que hay  planteles educativos donde las irregularidades administrativas superan el medio millón de pesos. Y donde no es así, los directivos recurren a marrullerías del incremento del precio del dólar para prolongar la compra de un autobús escolar y seguir con el “jineteo” de las aportaciones de los padres de familia.

Por ese motivo no son casuales las visitas recurrentes y prolongadas de Julio Pimienta “Pimientita” subsecretario de educación básica, a la mayoría de las escuelas del centro de la entidad, aunque también ha hecho lo propio en planteles de otros municipios importantes de la frontera y el sur tamaulipeco.

Pero en particular ha visitado escuelas donde solo se aparento construir comedores dignos por los que se erogaron millones de pesos, pero que en realidad se edificaron espacios deprimentes, propios de los países rezagados dentro de los considerados en desarrollo antes tercermundistas. Bueno fuera que visitará también aquellas escuelas donde a los estudiantes se les prohíbe usar los sanitarios, porque los caños de los mismos están inservibles. Y que ha derivado en problemas en vías urinarias y renales de los menores.

Los niños de uno de los planteles comentaron a sus padres que por la visita de Pimienta a una escuela primaria ubicada en el centro de victoria, la directora mandó poner jabón en los sanitarios y le alcanzo el presupuesto para pintar el foro de la escuela.

Por lo mismo docentes y padres de familia de esas escuelas han documentado quejas en contra del personal directivo, que durante los últimos años del priato fueron víctimas de acoso de parte de los directivos, los docentes solicitaron su cambio de adscripción y los padres cambiaron sus niños de escuela. Se trata de prestigiados planteles, donde antaño las familias pudientes de esta capital enviaban a estudiar a sus hijos.

En total son doce las escuelas primarias y secundarias donde los directivos de los planteles además de los inspectores y supervisores, están en la cuerda floja, porque se han comprobado fraudes y desfalcos en cooperativas, cobro de cuotas escolares.