Reporte Directo

Llego la hora de la verdad

30 mayo, 2020 - Campanario, Columnas

Campanario
Martín Sánchez Treviño

Según estudios de especialista de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, el pronostico de los gobiernos respecto al Coronavirus es erróneo y desfasado, ya ni el gobierno federal ni los estados de la república han doblado la curva de la enfermedad, que precisamente ha golpeado a la población económicamente activa y altamente productiva. Y hasta ahora los resultados de los informe oficiales revelan que no son los mayores de 60 años, quien contraen y transportan el virus.
De acuerdo con los 120 nuevos casos activos, al menos en Tamaulipas, únicamente 11 de estos pacientes identificados tienen 60 años o más. Y de acuerdo al mismo informe donde se reporta la mayoría de difuntos, 7 en menos de 24 horas lo mismo los contagios se dispararon. Y de los 7 fallecidos 4 únicamente son mayores de 60 años.
Las principales ciudades tamaulipecas donde la pandemia ha hecho crisis es la zona conurbada de Tampico-Madero-Altamira. Lo mismo que la zona conurbada de la frontera de Reynosa a Matamoros incluidos Valle Hermoso y Río Bravo.
Quizá lo que hay que entender son las distintas variantes, ya que en la numeraria que cada día publica en redes la Secretaría  de Salud de Tamaulipas, es una contante desde que se identificó el primer caso de Covid en Altamira, que sus informes los que no figuran son los mayores de 60 años, si en cambio están presentes en la lista de difuntos, pero tampoco representan el 100 por ciento, de los más de 100 fallecidos en territorio tamaulipeco.
Otra variante es que a los mayores de 60 años que salen a las calles, portan un cubre boca y los de generaciones más joven incluso en edad productiva se desplazan en la vía pública sin cubrir nariz y ni boca.
Pudiera estar ocurriendo como en los tiempos en los que la violencia hizo crisis en la región tamaulipeca, donde más del 80 por ciento de las victimas de la violencia, por los que sus parientes a la fecha no dejan de suspirar y llorar, eran jóvenes y adolecentes mujeres y varones sin excepción, hasta niños.
En esa primera ola del Covid-19, los estudiosos de la máxima casa de estudios mexicana indican, subrayan que si los responsables de la salud en el país y las entidades han sido incapaces de frenar  o “domar” la pandemia, como dice el cirquero de Palacio. Mucho menos podrán contender un rebrote de la enfermedad, señalan los estudiosos.
Apuntan, que los contagio y los fallecimientos no se han contenido. Y que de las muertes por Covid, el 17.1% tuvieron lugar en clínicas del Issste, el 12 por ciento en hospitales del IMSS y el 14.5 por ciento clínicas y hospitales bajo la tutela de los Estados de la República, que representan el 44.2 por ciento de los difuntos de la pandemia
El 63.7%, fallecieron en hospitales de Semar, Sedena, Pemex y Hospitales Privados. Pero el informe de la UNAM no especifica en este este sentido, pero es correcto interpretar ese vacío. La máxima casa de estudios ha sido rigurosa y puntual en sus estudios. Quizá porque el rector de la UNAM es “non grato” en Palacio Nacional.
Los estudiosos proponen un indicador en el sentido de que el virus es letal o mortal en un 10.9, por ello los países europeos y asiáticos se han mostrad reverentes con la pandemia mundial. Que ciertamente no se combate con decretos presidenciales.
Por ello, los investigadores entre ellos Abril Violeta Muñoz Torres refiere, que el pico de la enfermedad podría alcanzarse en México hasta finales del mes de agosto. Pero sobre todo subraya que México es de los países con más fallecimientos de los pacientes infectados.
Quizá por ello 7 gobernadores entre estos el de Tamaulipas han formado un Grupo Covid-19, para atender la emergencia y, el Jefe del Ejecutivo Nacional reactiva las giras en el sureste mexicano, cuando la pandemia incrementa las víctimas y los contagios.
Y aunque se diga una y mil veces que se está en contra del modelo neoliberal, se reunirá con uno de los padres del neoliberalismo con quien ha dado visos de una alianza para que el Presidente Anglosajón gane nuevamente la Presidencia de Estados Unidos y es un promotor nato del modelo neoliberal que repudian de los dientes para afuera los habitantes de Palacio Nacional.
Si se hace una auditoria rigurosa de los efectos de la enfermedad. Lo más seguro es que los mexicanos que reciben la beca, los cheques de 25 mil y la despensa con gorgojos, estarían a favor de frenar el avance de la “Cuarta Deformación” en México.
Pues con decretos y escapularios desde que este redactor tiene uso de razón no ha visto que una enfermedad se contenga. Mucho menos con ventiladores millonarios ni con batas de maternidad.
Lo que la nación mexicana demanda son gobernantes serios y responsables, no improvisados que invitaron a la joven a bailar y cuando les dijo que sí, pero que bailaría toda la noche, dejaron los rallones. Y replicaron a sus antecesores.
Dónde esta el avión, dónde están las becas, donde está aquel peregrino que recorrió la nación con la predica de una nación prospera, autónoma y soberana. Cuando se ha puesto las rodilleras para reunirse con el Mayordomo del Comercio, de los Mercados como gran promotor del Neoliberalismo, abominable en lo público, pero no en lo privado.