Reporte Directo

Lo mismo, pero más barato

22 noviembre, 2022 - Columnas

Al Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, le están calentando una sopa de su propio chocolate, que podría no gustarle, pero se la tendrán que comer.

Varios de sus legisladores, tomaron la decisión de desligarse del PAN e incorporarse a la bancada de Movimiento de Regeneración Nacional en el Congreso local.

Con ello, Morena alcanzaría a tener las dos terceras partes, de los 36 legisladores y eso le permitiría al partido político en el poder, modificar algunas iniciativas de reforma y por ende, volver a presidir la Junta de Coordinación Política del Congreso local.

El inútil de quien preside la Junta, FÉLIX el “moyo” GARCÍA AGUIAR, nunca supo negociar, consensuar y lograr acuerdos, pensando en la población sin partidismos ni ideologías políticas, y siempre respondió a otros intereses.

Al igual que LUIS RENÉ CANTÚ, el “cachorro”, siempre han respondido a las órdenes del ex gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA.

Incluso, al senador ISMAEL GARCÍA CABEZA DE VACA.

Por consecuencia, siempre actuaron con el hígado y no con la cabeza.

Al sumar legisladores, Morena estaría dando un golpe de poder y mando en Tamaulipas, recuperando lo que en su momento, le arrebató el PAN o el gobierno, a punta de billetes.

Recuperar como mínimo las dos terceras partes, facilita para echar abajo la reforma que dio origen a la “súper” Fiscalía General de Justicia en el Estado.

Bien lo expuso el gobernador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, la procuración de justicia es una cosa y la seguridad pública otra.

Por lo mismo, el Secretariado Ejecutivo, el C4 y C5 deben ser parte de la Secretaría de Seguridad Pública, incluso, lo que se conoció como el Grupo de Operaciones Especiales.

Y es que, si bien el modelo de seguridad implementado en el gobierno de CDV había logrado el reconocimiento y regresado la tranquilidad a la población ¿Para qué cambiarlo?

En su momento lo escribimos en este mismo espacio, los diputados panistas respondían más a los intereses del grupo político en el poder y no estaban asumiendo el compromiso como representantes populares.

Y si bien en su momento presionaron, amenazaron y hostigaron hasta el cansancio a legisladores de Morena para que se fueran al PAN, hoy viene el revire.

Por cierto, que casualidad que ahora que sesionó en comisiones y luego en el pleno la 65 legislatura del Congreso local no se realizaron llamadas de amenaza de bomba.

Con ello, se confirma la hipótesis, de que desde la semana pasada, en el PAN ya se sabía del saltimbanqui de algunos legisladores de Acción Nacional a Morena. En fin.

alfredoguevara0@gmail.com