Reporte Directo

No hubo expulsados

29 junio, 2022 - Columnas

Risa les debe causar a los actores políticos, llámese partidos, funcionarios públicos o diputados locales, la tibieza y la manera extemporánea con la que actúa el Consejo General del Instituto Electoral de Tamaulipas.

Y es que, a unos 25 días de concluida la elección de gobernador, el “arbitro” electoral apenas de está despojando de quejas interpuestas por partidos políticos como Morena y Acción Nacional. Ya para qué.

Pero en el peor de los casos, es que, aparte de ser extemporáneas, no pasan de ser simples amonestaciones públicas, las medidas “correctivas” que aplica el Instituto.

La sesión extraordinaria de este miércoles, se caracterizó más por la postura adormecida de los consejeros y representantes de partidos políticos, los que vieron pasar una y otra de las resoluciones, por parte del Secretario Ejecutivo JUAN DE DIOS ÁLVAREZ ORTIZ.

Y aunque hubo personajes, como el alcalde de Reynosa CARLOS PEÑA ORTIZ, al que lo amonestaron hasta en dos ocasiones públicamente, debió reírse a carcajadas del tamaño de la multa, por cuestiones relacionadas al uso indebido de recursos públicos.

La risa le debió haber llegado al diputado local del Partido Acción Nacional EDMUNDO JOSÉ MARÓN MANSUR.

Y es que, a ellos como a otros, la amonestación pública no deja de ser una simple llamada de atención, y hasta eso, extemporánea, porque al final de cuentas, la violación a la ley.

Es decir, hicieron lo que quisieron durante el periodo de la precampaña o campaña para la elección de gobernador, sabedores de que al final de cuentas, la sanción que se les aplicaría, sería hasta cierto punto irrelevante. Cosa que así fue.

En otras palabras, partidos, alcaldes, funcionarios públicos y legisladores, le tienen tomada la medida al organismo electoral.

Quizá la sanción más fuerte, fue la aplicada al gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, que todavía no se puede hacer efectiva, porque sigue su curso ante instancias jurisdiccionales la impugnación.

Estamos hablando de casi cien mil pesos, que obvio, no los pagaría de su bolsa, sino del erario estatal.

Bien o mal, lo importante es que el Instituto se está liberando de un rezago de procedimientos sancionadores, que no lo había hecho, por lo que usted quiera y mande.

Quizá porque ya no hay la presión de los partidos y actores políticos.

Tal vez porque el resultado de la elección de gobernador, está prácticamente definido.

Lo cierto, es que el Instituto todavía debe tener unos 20 procedimientos todavía pendientes, que conforme avancen los días, poca o nada de relevancia tendrá la sanción o el sentido de la resolución que se tome de cada una de ellas.

Para simples amonestaciones públicas, mejor que ahí las dejen sin resolver. En fin.

alfredoguevara0@gmail.com