Reporte Directo

Todos contra Obrador

20 enero, 2017 - Campanario, Columnas

A 18 meses de la elección presidencial en México, el prospecto que puntea en el hándicap por la presidencia de la república figura Andrés Manuel López Obrador, Margarita Zavala, del PRI y otros partidos no figuran perfiles relevantes, con posibilidades remontar a tabasqueño y a la esposa del “borrachin”.

Asimismo los candidatos del otrora partidazo el tricolor siguen sin dar luz, no logran desde hace décadas ponerse de acuerdo para fortalecer a algunos de los perfiles que podrían contender por la presidencia.

Acción Nacional también están hechos “bolas”, están desbordados por la pasión política y el propio dirigente nacional se siente con tamaños para disputarle la nominación a la esposa del ex presidente Calderón.

En tanto que los independientes no figuran, sobre todo si el prototipo de estos era Jaime Rodríguez El Bronco, gobernador de Nuevo León, ha incumplido sus compromisos con los ciudadanos neoloneses y por lo mismo, hay una decepción hacía los ciudadanos que muestras sus aspiraciones para una cargo popular sobre todo del tamaño de la presidencia de la república.

El presidente Peña llega a su sucesión con un 12 por ciento de simpatías, Morena con 27 de estas, Acción Nacional con 24 por ciento, PRI con 17 y el PRD con 10, mientras que el presidente Peña tuvo una caída del orden del 65 por ciento por  la reactivación de Luis Videgaray como secretario de relaciones exteriores.

Y que al final del proceso electoral en Estados Unidos pareciera que es una complacencia para el nuevo presidente Donald Trump, a la que se suma la entrega de Joaquín Guzmán Loera.

Pero a la luz del ascenso de Trump a la presidencia Yanqui, surgen perfiles como Carlos Slim con posibilidades para contender por la presidencia de la república mexicana, para estar a tono con los vecinos, en cuanto que un multimillonario ocupe la magistratura de este país.

Sin embargo, si algún día se pensó que López Obrador estaba loco, sí que ha crecido su popularidad durante la contienda electoral gringa, por el espiral de simpatías despertado por Trump en el país vecino. Pareciera que el incentivo de las simpatías de Obrador fueron precisamente las expresiones del presidente vecino.

Lo cierto es que todo parece indicar que el presidente Peña perfiló a su ex secretario de hacienda en la cancillería para obtener el visto bueno de Washington, que desde su dominio político, económico y bélico en el concierto internacional, ha cuidado que los presidentes mexicanos estén “a doc” con la casa blanca.

Por lo mismo no hay que descartar que Luis Videgaray pueda llegar a la candidatura de los partidos antagónicos de este país, pero que al final de cada proceso electoral parecen lo mismo. Pues tal es la fuerza de Obrador que se habla de una alianza del PRIAN.

De regreso con la llegada de Trump a la casa blanca, llama la atención que las encuestadoras le dan un 40 por ciento de simpatías a su llegada a la presidencia, ya que es de los presidentes gringos con menor porcentaje. Ya que hubo otros que llegaron al mismo puesto con 65 por ciento de preferencias.

Lo cierto es que quien suceda al presidente Peña, tomará a este país con una cuesta arriba más prolongada que otros que han ocupado ese mismo cargo.