Inicio » La Muerte… El viaje para el que la gente no se prepara

La Muerte… El viaje para el que la gente no se prepara

por DigitalDev
256 vistas

Por José Gregorio Aguilar

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Nancy ahorró durante todo un año para viajar a Puerto Vallarta y disfrutar de estas paradisiacas playas; antes  planeó, se organizó y comparó precios y disfrutó como nunca esas vacaciones. Pero cuando se le preguntó si está ahorrando para su último viaje, ese al que algún día todos iremos queramos o no Nancy respondió con un NO.

Cuando uno abandona el cuerpo físico para partir de este mundo, deja sin querer, un problema a sus familiares, quienes al mismo tiempo sufren la pérdida de su ser querido.

Y es que, paradójicamente, siendo la muerte  lo único seguro  que tiene el ser humano, hombre o mujer, rico o pobre, cristiano o ateo, también es muy cierto que para esa despedida final muy pocos se preparan, ahorran y planean los gastos que representa velar y sepultar al ser querido, explicó la administradora de capillas del Recuerdo, Rebeca Fajardo Magdalen

“Ni estamos preparados ni queremos estar preparados.  Nos sentimos bien cobijados en la forma en que vemos la muerte los mexicanos con chistes, bromas, pero en el fondo sentimos igual que todo, siempre cuando nos llega la hora se nos viene el sentimiento, el dolor”.

El ser humano no acepta que es finito.

Esto sería más fácil si todos los seres humanos comprendiéramos que no somos infinitos, que somos finitos que algún día, así como nacemos también vamos a morir: nacer, crecer y morir; en el transcurso de la vida  llegamos a reproducirnos y dejamos un legado pero finalmente llegamos a lo último, al final, a la muerte, explicó.

Subraya que pensar en que no somos infinitos es una parte fundamental del ser humano para poder vivir nuestra vida y mejorarla.

Aprender a aceptar la muerte como parte de la vida debe ser una experiencia y vivencia.

A nadie le gusta hablar de la muerte  pero es algo inevitable en la vida del ser humano; aun así, la mayoría de las personas dejan en sus familias la responsabilidad de afrontar los gastos funerarios, explica.

Por fortuna, la defunción de un ser querido no tiene por qué representar un impacto económico para la familia porque en el mercado hay opciones de previsión funeraria.

En ciudad Victoria, algunas agencias  ofrecen a los dolientes paquetes atractivos que les permiten financiar el funeral y que pueden pagar a plazos.

En la empresa Funerales del Recuerdo se  cuenta con paquetes funerarios  que bien podría acomodarse a la economía de las familias y evitar que realicen un fuerte desembolso inesperado o que adquieran deudas cuando se presenta ese trágico final de la existencia humana.

No hay cultura de la previsión en Victoria.

Este tema de la previsión es muy importante; de acuerdo con estadísticas  los mexicanos no tenemos la cultura de la prevención, se dice que solamente un 2 por ciento de los ciudadanos tiene  previsto  ese gasto para el fallecimiento propio o de algún familiar; cifras que contrastan con las de otros países como  España donde el 60 por ciento de los ciudadanos tiene previsto y se prepara para la defunción.

“Y en Estados Unidos ahí la gente asegura todo, casas, automóviles, gastos médicos, artistas aseguran pierna cabello, todo, pero los mexicanos  no queremos asegurar lo único que tenemos totalmente seguro y rehuimos al final y cuando nos llega a suceder andamos muy preocupados porque es un gasto económico difícil de erogar en ese momento, batallamos mucho se nos viene el mundo encima y es una pérdida económica terrible”.

La gente tiene que saber que se puede ahorrar para ese último viaje del que no se tiene fecha de partida.

“Cosa que se puede realizar de manera más sencilla, nosotros tenemos planes de previsión que son hasta 48 meses ahorita por ejemplo un plan previsor que son 500 por 48, les comento yo 500 pesos al mes no es nada, te gastas más en un lápiz labial, en una ida al salón de belleza, en una blusa que no necesitamos, y se va con el tiempo, terminan los 4 años y no pasó nada, se queda ahí el servicio que tiene muchas ventajas”.

Esas ventajas son de que el precio se congela y que el servicio es cien por ciento transferible “si se me adelanta alguien de mi familia, incluso un amigo, lo puedo regalar en ese momento, son transferibles por el titular y con todos los servicios que se necesitan para hacer un servicio funeral, ya no batallarían nada, eso si fuéramos previsores pero le tememos tanto a la muerte que lo vamos dejando y a la familia la dejamos emproblemada porque en vida no quisimos tomar una decisión correcta para dejar todo previsto”.

Aumenta servicio de cremación.

El servicio de cremación también  es otra opción que ofrecen algunas funerarias. La  cremación, que consiste en reducir a cenizas al fallecido, es una práctica que en otros lugares se ha extendido en parte por ser una opción más económica frente al entierro tradicional pero también por  la falta de espacios en los panteones. La urna la puede depositar en su propia casa

Se puede contratar a previsión o en el momento. Si una persona fallece y quiere que se creme se le proporciona el servicio.

Rebeca Fajardo afirma que desde hace como quince años  el servicio de cremación ha aumentado casi un 40 por ciento. “Yo diría que entre un 30 a un 40 por ciento. Cuando en 1989 iniciamos en Victoria que abrimos la capilla del Recuerdo durante una década las cremaciones eran poco frecuentes, se pedía una cada tres meses más o menos pero después fueron incrementándose poco a poco hasta llegar a ser el 40 por ciento del total de los servicios funerarios.

Las creencias, dudas, mitos envuelven el tema del destino final del cuerpo, por ello, la cremación puede resultar algo polémico pero que la persona en vida tiene el derecho de definir.

Pero ya sea en cenizas o sepultar los restos mortuorios en un ataúd bajo tierra, lo más importante es que se hable del tema y de que se planeen los gastos que implica una defunción.

Te podría interesar

©2023 – ReporteDirecto.mx