Reporte Directo

Recomienda Sistema DIF hablar más con los hijos y prestarles atención

13 enero, 2020 - Estado

Redacción/Reporte Directo

Nuevo Laredo.- Hablar diariamente con los hijos y prestar atención a posibles cambios de conducta, es la recomendación de la encargada del Departamento de Psicología del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia -DIF-, Aurora Acuña.

Es importante saber que una conducta violenta se inicia después de muchas situaciones estresantes y pensamientos distorsionados resultado de la forma en que el niño percibe el mundo a su alrededor, por eso es importante guiarlo todos los días, platicar y, en su caso, solicitar ayuda especializada.

“Una pregunta muy común es si la tecnología influye en ciertas conductas agresivas en los niños, yo les puedo decir que la tecnología no es mala, pero sí debemos estar muy al pendiente de lo que ven nuestros hijos, hacerles sentir que son importantes, preguntarles cómo están, cómo se sienten, si algo les preocupa”, expresó Acuña.

No se puede culpar totalmente a la televisión, internet o los videojuegos de la conducta de un menor, sino al entorno.

“No hay que ver la tecnología y los videojuegos como algo negativo, pero sí debemos de estar al pendiente de cuál es el contenido, qué es lo que está viendo; no retirárselos totalmente porque le estaríamos enseñando al niño que eso es malo, y eso no sería lo ideal.

“Lo ideal es explicarle cómo darle un mejor uso no solamente a los videojuegos, sino también a las redes sociales, explicarles que la tecnología tiene grandes ventajas, pero que también tiene consecuencias si no le damos un uso adecuado”, afirmó la psicóloga.

Hay ciertas señales de alarma que como padre o madre pueden distinguir en un menor. Por ejemplo un cambio repentino en el humor, empezar a alejarse del grupo familiar o social, baja autoestima y falta de autocontrol para regular las emociones y los pensamientos.

Para recibir ayuda, las personas pueden acudir a consulta al área de Psicología del Sistema DIF, de lunes a viernes de 8 de la mañana a 3:30 de la tarde; la primera consulta es gratuita para el diagnóstico, y el tratamiento tiene un costo de 35 pesos por familia.