No aprendieron…

Poco antes del 2010, cuando Tamaulipas empezó a convertirse en un infierno, uno de los políticos encumbrados invito a almorzar a quien esto escribe, lo de siempre, temas triviales, análisis para uso personal en la voz de quien algo sabe del tema pero no lo puede gritar a los cuatro vientos y algo de su chamba.

Por aquellos días los primeros granadazos habían estallado en algunas partes de esta ciudad y otras de la frontera, se recrudecía el ambiente, entrábamos a lo que mucho han llamado una guerra aunque más se parezca a terrorismo, a atentar contra el pueblo.

Cuando se tocó el tema de la violencia le hago un comentario en el sentido de que apenas empezaba y que por la forma de actuar de la autoridad le auguraba muchos años difíciles a este Estado, iguales o peores mientras su análisis fue más o menos en estos términos:

“La única forma que se acabe esto es que le maten un hijo o un familiar muy querido a uno de los que tienen capacidad de cambiar esto, de otra forma seguiremos creyendo que somos intocables, que podemos seguir acumulando dinero y que nada nos va a pasar”.

Al paso de unos meses, y seis años más, su teoría fue desechada, la ambición fue más grande que el dolor por un familiar o la caída de parte del equipo, los políticos nos demostraron que todo era sacrificable mientras las cuentas bancarias siguieran registrando incrementos en forma escandalosa, mientras vivieran como reyecitos o que de plano las autoridades no tuvieron capacidad para comprender el fenómeno y atacarlo de manera eficiente, el caso es que nada paso.

Es real, con Egidio al frente del gobierno hubo avances en cuanto a que llegamos a tener una policía local, la inversión en la materia se triplico, se concluyeron protocolos para combatir la corrupción pero al final de su administración los resultados no se notaron en donde se debía, en el pueblo, e incluso quedó la sensación de que todo lo sacrificó, hasta su propia sangre, por acumular riqueza, le aclaro, es la sensación sin que haya más pruebas que nuestra situación para opinar al respecto.

Y lo mismo parecía, en aquellos días, ocurrir en todo México, hombres y mujeres muy cercanos a los gobernadores caían y no pasaba nada o simple y sencillamente se ejercía venganza pero no mejoraba la situación en la que vivía el pueblo.

No hace muchos días, platicando del tema de la seguridad en México, de los pronósticos para que acabe la misma o por lo menos la gente no ande con miedo y corra los menos peligros posibles en las calles, uno de los presentes en la discusión pronunció frases muy parecidas a las que recetaron poco antes del 2010 aunque ahora más globalizadas las ideas.

“Deja que le duela a los gringos, que los consumidores de allá necesiten sus drogas y que les peguen a los del dinero de allá o a sus políticos con secuestros, asaltos o balaceras y entonces van a intervenir porque es una cuestión de seguridad nacional para ellos, no pueden dejar la frontera tan vulnerable”.

Si, el tema viene a colación por lo que ocurrió en Mc Allen y otras ciudades de Texas durante el fin de semana, hubo balaceras, ataques armados y hasta un intento de asalto en una joyería donde conocieron los gringos el terror que se vive en muchas partes de México.

Exacto, lo que nos toca ahora es observar cómo reacciona el gobierno gringo, si por fin se enteran que hay que coordinarse con autoridades mexicanas para inhibir el delito o creen que tampoco pasa nada, que son hechos aislados lo ocurrido en el mall de Mc Allen, Texas, en Corphus.

Por supuesto que no hablamos de que nos hagan la tarea pero es obvio que ellos tienen mejores técnicas de investigación y para enfrentar la violencia, que pueden capacitar a policías locales de los Estados mexicanos que tienen frontera con ellos, por ejemplo.

Cierto es, con el gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca en Tamaulipas el gobierno de Estados Unidos mostró más confianza hacía nosotros, ya comenzó la cooperación en un programa denominado Prosperidad y Seguridad en el cual corporaciones locales de Texas y federales de Estados Unidos van a capacitar policías tamaulipecos a los que someterán a una serie de exámenes de control y confianza antes de ello, es decir, entre los gobiernos tamaulipeco y texano se ha entendido que el delito no tiene fronteras ni necesita visa, que muchos de los delincuentes en un lado son gente respetable y del otro unos diablos, en ambas direcciones y que por lo tanto coordinarse es una necesidad.

No le estoy diciendo que la desgracia en Estados Unidos será nuestra solución pero por lo menos hay indicios de que ya se está entendiendo que urge más la cooperación y no las alertas migratorias, vaya, sería tanto como si el gobierno de México pretendiera resolver todo pidiéndole a la gente que no cruce a Mc Allen porque allá es muy peligroso cuando aquí también tenemos dificultades.

Por lo demás, tenemos que trabajar en lo nuestro en forma integral, la violencia es más de fondo, de estructura social, y se requiere de que nuestra gente gane lo suficiente para darle atención y buena vida a los hijos, eso, entre miles de adversidades más que tenemos empezar a solucionar, dar muestras de que hemos podido asimilar nuestro mal, que tenemos la solución y no como los de allá, los de Estados Unidos, que hasta que casi les llega la lumbre a los aparejos se van dando cuenta que no aprendieron.

En otras cosas… al final de su administración, el alcalde de Victoria, Oscar Almaraz, anunció labores de cabildeo ante las diversas instancias gubernamentales buscando más obras y programas sociales para las familias victorenses.

“Hay muchas cosas por hacer, queremos dejar el mayor número de acciones posibles”, explicó en entrevista

En recorrido de supervisión de obras que se ejecutan en la Capital, destacó que en este momento se trabaja en 40 puntos de la mancha urbana, entre las obras importantes destacan la rehabilitación de la Avenida México a lo largo de 24 cuadras; en el 27 9 cuadras más; la Integración Familiar 15 cuadras además de otras vialidades primarias; la Casa de la Cultura del Fovissste que está a punto de entregarse; electrificaciones y cuartos adicionales.

“Esperamos la siguiente semana tener buenas noticias, vamos por mas cosas buenas para la ciudad y el campo, cerraremos bien con el apoyo del Gobierno Federal del Presidente Enrique Peña Nieto y del Estado que preside Francisco García Cabeza de Vaca”, concluyó.

Puede buscarnos como @CENADeNegros1 en el facebook y le agradeceré que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente además le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com