Reporte Directo

Expertos advierten severa contaminación de agua; planta marina podría invadir presa Vicente Guerrero

18 noviembre, 2021 - Reportaje

Por Víctor Muñiz

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Experto en temas hidráulicos lanzó un llamado de alerta a las autoridades federales y estatales para frenar la reproducción de una planta acuática conocida comunmente como “Lechuga Marina”.

Debido a las descargas de aguas residuales principalmente a los ríos Corona y San Marcos, ha propiciado un desmedido crecimiento de la planta acuática que estará provocando severos problemas a la fauna sub acuática y a la salud de la población.

Raúl Quiroga Álvarez sostuvo que el problema debe ser atendido con prontitud y evitar que la planta llegue a la presa Vicente Guerrero, principal fuente de abastecimiento de agua a Cd. Victoria.

“Se concluyó que el origen del extraordinario crecimiento de esta maleza se debe a las descargas de aguas residuales sin tratar que se dan a lo largo y ancho de la cuenca del río Corona y que tiene como uno de sus afluentes importantes el río San Marcos”.

Destacó que en los últimos dos años de la pasada administración estatal, se aplicaron acciones para eliminar la maleza acuática, sin embargo esta se sigue reproduciendo.
“El riesgo es de que en una avenida extraordinaria del río Corona, esta planta emigre hacia la obra de toma del acueducto Vicente Guerrero y podamos estar teniendo agua con severos grados de contaminación que pongan en riesgo la salud de las personas”, destacó.

Quiroga Álvarez informó que estudios ambientales arrojaron que la planta se alimenta de residuos fecales, además de metales pesados altamente contaminantes como el plomo y bromo que son arrojados a los ríos que abastecen a la presa Vicente Guerrero.

Raúl Quiroga Álvarez, quien tiene más de 20 años como experto en temas hidráulicos, destacó que ya es momento de aplicar nuevamente acciones y frenar el crecimiento de hasta 4 hectáreas diarias de la mencionada planta marina pero lo más importante, dijo, se aplique un verdadero tratamiento de aguas residuales para evitar una mayor contaminación a los ríos que descargan el vital líquido al principal vaso lacustre que alimenta de agua a la capital tamaulipeca.