Inicio » Empleado de la Coca Cola se dedicaba a robar: es detenido

Empleado de la Coca Cola se dedicaba a robar: es detenido

por DigitalDev
107 vistas

Por Erik Huerta

Tampico, Tam.- Propietarios de un comercio lograron la captura de un empleado de la empresa FEMSA, luego se ser captado por la cámara de circuito cerrado que se apoderaba de dinero en efectivo mientras la encargada estaba distraída; ya anteriormente había robado en el mismo negocio.

De acuerdo a lo informado por los propietarios, esto ocurrió a las 10:00 horas del pasado miércoles en el negocio ubicado en la calle Andador entre Perú y Panamá de la colonia Jesús Elías Piña.

Se trata de Sergio “N” mismo que ahora está detenido y en espera de ser juzgado por la autoridad correspondiente.

De acuerdo a lo relatado, el individuo sustrajo 10,100 pesos de la caja registradora aprovechando la distracción de la encargada, sin embargo fue captado en tiempo real por una cámara de videovigilancia.

Es una miscelánea, carnicería y papelería en donde perpetró el atraco este deshonesto empleado.

De acuerdo con el hijo de los propietarios, en una caja con candado guardan monedas y dinero en efectivo para el pago de proveedores. 

“En ocasiones, cuando mi madre se encuentra en la cocina del departamento de los negocios, o tiene que ir al mercado o a realizar depósitos, conserva el dinero destinado para mercancías en un neceser que guarda en su bolsa de mano. Si se le requiere el pago a algún proveedor saca el neceser y realiza el pago y lo regresa a su bolsa. En ocasiones, deja temporalmente el neceser en la mesa, mientras ella se encuentra cerca”. 

Dijo que en fechas anteriores, sus padres se habían percatado de la falta de dinero, y aseguraron que los habían robado, sin identificar quién o cuándo. 

Por ello tomaron acciones cambiando el candado de la caja, teniendo mayor cuidado en el dinero, pero los volvieron a robar.

Dijo que pese a sospechas que había sido el repartidor de la Coca Cola, sus padres aún se resistían a creerlo, asegurando tener confianza en ellos.

“Mi sobrina estuvo atendiendo la papelería en días pasados en que desaparecieron poco más de 30,000 mil pesos producto de la venta de fin de año.

Cuando expusimos a mi madre la teoría de mi novia y mi sobrina no la aceptó porque tenía mucha confianza en los repartidores de la coca-cola y no los creía capaces de algo así”.

Por ello, a inicios de semana instalaron cámaras que apuntaban directamente a la caja y al lugar en donde permanece la bolsa con dinero de su madre cuando se encuentra en la cocina de los negocios, “en todo el departamento había cámaras, pero no apuntaban en los lugares señalados. Cuando supe que acudiría el repartidor sospechoso el miércoles aproximadamente a las 10 horas, me dispuse a ver en tiempo real las cámaras, acompañado de mi cuñado, observando con detalle al sospechoso”.

“Estábamos en el departamento de arriba que está conectado al departamento en donde están los negocios. Como se aprecia en el video que comparto, en el primer descuido, en segundos, el repartidor robó el neceser de mi madre que contenía 10,100 pesos, ante lo cual mi cuñado y yo decidimos enfrentar la situación. Me dijo mi cuñado que el iría por la parte de afuera de los negocios, por si el ladrón pretendía fugarse con el dinero y yo me dispuse a ir directamente con él que se encontraba en el interior todavía “acomodando” mercancía, pero ya con el dinero en las bolsas de su pantalón”. 

Dijo que el plan era llamar a la Policía, mostrarle las cámaras y que se lo llevaran detenido. 

“Al bajar, comencé a reclamarle lo que había hecho, le dije que no se podía ir ya que esperaríamos a la Policía, que teníamos el video del robo que acababa de cometer, y el ladrón me dijo: “tu qué pendejo, vete a la v… Quítate, ábrete y pretendió darse a la fuga por lo que le cerré el paso, mientras grité que hablaran a la Policía”.

Ante ello, el repartidor lo siguió amenazando y le lanza dos golpes que alcanzó a esquivar, “posteriormente veo que de su bolsa del pantalón sacó una navaja, ante lo cual reaccioné lanzándole un golpe que lo desestabilizó y aproveché para sujetarlo del cuello y someterlo”.

“Comencé a gritar ayuda, hablenle a la Policía”.

Seguido a ello, llegó su madre y el tío que atiende la miscelánea, “mi cuñado, mi novia y entre todos lo sometimos. El señor Sergio “N” mientras estaba sometido continuaba amenazándonos, lanzando patadas, en la primera oportunidad con la navaja en la mano intentó atacarme con ella, logrando rozarme en la mano, pero su intención definitivamente era clavarla en mi abdomen”. Continuó narrando, “logramos quitársela. Algunos vecinos comenzaron a llegar en apoyo, ingresando al domicilio, lo que hizo que lográramos someterlo completamente”.

Después, el repartidor comenzó a pedir que le permitieran hablar con su madre, tratando de convencerlos de que lo dejaran y ir pagaría todo el dinero que robó, pidió llegar a un acuerdo y reconoció haber robado durante todo el tiempo 60,000 pesos.

En unos minutos arribó la Guardia Estatal y se lo llevó, así como botín en efectivo y la navaja con la que intentó atacar.

Posteriormente, cuando llegó la Policía Ministerial y los peritos, pidieron extraer los videos de las cámaras nuevas y de las que estaban instaladas previamente, logrando rescatar otro video de fecha anterior en donde se aprecia a Sergio “N” robando con el mismo modus operandi. 

Sergio “N” fue trasladado a los separos municipales 

TEMOR A LIBERACIÓN 

Asimismo dijeron que tienen temor de que se le permita salir y cumpla con sus amenazas pese a que se aportaron todas las pruebas que plenamente acreditan el robo cometido en agravio de los propietarios.

“El Ministerio Público tiene conocimiento del riesgo inminente que corren nuestra integridad, nuestras vidas, en caso de permitir que salga libre, sin embargo, es del conocimiento público que la Fiscalía del Estado de Tamaulipas suele distinguirse por su ineficacia”. 

Asimismo, hice responsable a la Fiscalía en caso de negligencia en el caso, ya que sólo a través de la corrupción podría quedar libre el acusado.

Por último lanzó una alerta a quienes permiten el acceso a sus negocios a repartidores y proveedores, para que tomen precauciones, ya que es cierto que la inmensa mayoría de ellos son gente honorable y trabajadora, pero hay unos cuantos que no lo son. 

“A grupo FEMSA le exigimos dé la cara y deje de esconderse”.

Te podría interesar

©2023 – ReporteDirecto.mx